Ponchos de verano en lana cashmere

Ponchos de verano en lana cashmere
Junio 12, 2017 Again Cashmere
Por Again Cashmere, LOOKS
ponchos de verano

¿Quién puede resistirse a un poncho de verano?   

Esa sensualidad y movimiento que solamente se consigue con la combinación de dos materias primas como son la seda y el amoroso cashmere.

Llega el verano.  Temporada de diversión y descanso, de disfrute y gozo. El sol en lo alto así nos lo recuerda y mientras escudriñamos nuestros cuerpos ante la temida llegada del momento bikini, las lunas veraniegas bien pueden darnos alguna gélida sorpresita. Para que no nos pillen desprevenidas y seguir luciendo una amplia sonrisa, los ponchos de verano de AGAIN Cashmere nos lo ponen muy fácil a la hora de estar favorecidas, guapas y tener en el poncho, el mejor compañero de baile.

“Si existe una prenda estrella en el universo de AGAIN, son sus más que conocidos y amados ponchos de verano”.

ponchos de verano

Todos los que los conocen repiten año tras año sabiendo que la prenda más que una opción, es la mejor opción. Sabemos que lo maravilloso de ser mujeres es que somos todas extraordinarias y diferentes. De ahí que los patrones de los ponchos de verano sean perfectos y favorezcan  a todos los cuerpos. 

La sencillez del punto del cashmere y la caída de la seda; su suavidad y el movimiento; su ligereza y la calidez, unidas al diseño exclusivo que marca tendencia en moda, convierten el poncho de verano en el foco de todas las miradas.

Ayer una clienta amiga entró dudosa en el universo AGAIN. Tenía el día tonto, según ella. Necesitaba un algo para vestir. Quería una prenda para una cena pero que al mismo tiempo pudiera utilizar para un estilo más casual. Sonreí. Una bombilla se encendió en mi cabeza al conocer a la perfección el aliado indispensable para nuestra clienta.

ponchos de verano

La comodidad, la elegancia y la belleza se transforman en un aliado indispensable para estar perfecta y favorecida. Tanto si es una cena o una reunión de trabajo, el look del poncho de verano es un amigo al que guiñar el ojo a cada momento.

Comencé a enseñarle los ponchos de verano. Unos más largos y asimétricos. Otros de escote en pico o redondo. Por si acaso, le mostré los de manga francesa y otros de manga corta. Todos en un amplísimo abanico de colores a los que sólo las materias primas consiguen llegar.

Los ponchos de verano enseguida provocaron el hechizo entre el cliente y la prenda formando la pareja perfecta. No dejes de probártelo, una vez en tu piel ya no puedes vivir sin ellos. ¡Irresistibles!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*