Poncho Abierto y Capas de punto

Poncho Abierto y Capas de punto
Agosto 11, 2017 Again Cashmere
Por Again Cashmere, News

Hoy brindamos por la revoltosa naturaleza que nos lleva a utilizar desde una camiseta de algodón, a una capa de punto o a un poncho abierto de cashmere ultrafino en un intervalo de dos horas. Nada como ser precavido y meterlo sin falta en nuestro bolso o cesto, para que las lunas de agosto nos pillen bailando. Y no corriendo.

Así, sin ir más lejos, es como me sentí ayer. Esta semana anunciaban buenas temperaturas, pero ya se sabe que en cuestión de minutos y más si es en el mediterráneo, se organiza una que no veas. A veces, debería hacer caso a Rosario, socia y amiga del norte que, al despertar, tiene la sana costumbre de mirar por la ventana y preguntarse si necesitará un paraguas, un jersey o, tal vez, un poncho abierto, de esos tan ligeros que apenas se notan.

Pero las mediterráneas llevamos el sol en el capazo y de esta guisa me encontraba cuando después de un día navegando, me invitaron a una cena en el pueblo de Santa Gertrudis.

Así tan contenta iba yo con un precioso vestido de tirantes bancos y unas alpargatas de esparto, cuando, en mitad de unos deliciosos espaguetis, un resplandor transformó por milésimas de segundo mi plato de pasta boloñesa en espagueti carbonara. -Caray”- dijo Jaime uno de los comensales- Me da a mí que se está organizando una buena-.

Nada más terminar esa frase, los pulmones de Eolo comenzaron a soplar. Tan fuerte que el viento pasajero se tornó huracanado en cuestión de segundos. Las mesas y los manteles volaban por los aires mientras los camareros trataban de poner a los clientes a resguardo. Tarea imposible, todo hay que decirlo.  El orden de antes, abrió la puerta al caos de ahora, eso sí, al ritmo de la increíble naturaleza. Amazing- se escuchaba.

El huracán dio paso a la lluvia torrencial. Menudo frío. Todos con la piel de gallina corriendo de un lado a otro tratando de refugiarnos bajo algún techo sólido.  Si hubiera metido en el cesto la capa de cashmere ultrafino que actúa como estilosa capucha en estos casos o un poncho abierto para cubrir los gélidos brazos, otro gallo cantaría.

Conseguí empapada llegar al coche. Todo empañado, debía poner aire acondicionado porque no veía ni torta. ¡Estaba congelada! ¿Cómo no me había traído mi precioso poncho abierto perfecto para estas fechas?

Tiritando logré llegar a casa. Tomé algo caliente y rauda y veloz, corrí al armario para abrazar y achuchar a mi poncho abierto de cashmere. Y, por supuesto, dormir con él.

Desde hoy y para siempre, tengo la certeza de que un poncho abierto o una capa es una prenda estilosa y elegante, a la par que muy muy útil. Sienta bien a todo el mundo y lo mejor, abriga, pero no agobia.

Suelen ser tendencia y según la moda puede cambiar el largo de la capa o los motivos que la decoran, pasando de dibujos más étnicos a cuadros o rayas.

Desde un vaquero con zapatillas a un vestido con tacón combina con una capa de cashmere.

Modelos de poncho abierto / capa de punto 

Capa 100% cashmere clásica y lisa. Perfecta para el día o la noche. Con ella irás fantástica para una boda o celebración.

Capa rayas, tiene un punto más abierto y el tamaño es súper envolvente. Según el color hay clientas que no se la quitan en el campo y otras por la noche. En algún color las fabricamos lisas y nos han llegado a confesar que no se la quitan en casa porque la usan como si fuera una mañanita o una manta.

Capa cashmere seda, 100% estilosa. Tiene una manga murciélago al codo y el otro lado sin manga para poder envolverse en ella y jugar a ponértela de diferentes maneras para conseguir looks distintos.

Poncho camaleón, un poncho abierto, talla única que podemos poner de diferentes maneras, desde un poncho de cuello recto o cuello pico hasta una bufanda.

En esta categoría también entraría por su caída y patrón únicos, nuestra chaqueta abierta. Talla única de cashmere seda te salvará de muchas situaciones. “One size fits all”

Anécdota del día 

Escribiendo este blog, se nos ha presentado una clienta extranjera, que sin saber que el clima está tan loco, ha entrado en la tienda en busca de calor y abrigo. Al probarse la capa de punto de cashmere ultrafino con seda en gris perla, se ha quedado encantada. Le sentaba como un guante y más alegre que unas castañuelas, ha salido a disfrutar de las callejuelas madrileñas.

poncho abierto

Todos los elementos de la naturaleza son únicos, y nos encantan sus intrépidos cambios de humor.  Nada como estar preparados para que el tiempo, revoltoso, siempre nos pille riendo. ¡Get ready for it!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*